Premiación FIVM2018

Premiación FIVM2018

Los videodanza Ganadores de los laureles de carrete con zapatillas:


“LA INDUSTRIAL”

Premio Mejor Videodanza Nacional

Dirección:  MARÍA VARGAS

Coreografía:  MARÍA VARGAS – TANI REVELO

(Colombia)

 

 

“WEIGHTLESS”

Premio Mejor Videodanza Nacional

Dirección: GERMÁN PRIETO

Coreografía:  FALCIONY PATIÑO CRUZ –

MATEO GALINDO TORRES

(Colombia)

 

 

“PILGRIMAGE”

Premio del público

Dirección:  MARLENE MILLAR

Coreografía:  SANDY SILVA

(Canadá)

 

 

 

 

“DOBRAS”

Premio Mejor Videodanza Latinoamericano

Dirección: PEDRO NISHI – FRANCISCO MIGUEZ

Coreografía:  MARCO GOECKE

(Brasil)

III Encuentro Académico de Videodanza FIVM2018

III Encuentro Académico de Videodanza FIVM2018

Festival Internacional VideoMovimiento FIVM 2018
Del 24 al 28 de septiembre de 2018
Participa en el III Encuentro Académico de Danza en Cine
celebra la unión de estos lenguajes artísticos
Representa a tu universidad, a tu centro académico, a tu academia de danza
envíanos tu videodanza, tu danza documental o tu cortometraje de danza
abierta convocatoria hasta el 15 de sept.

“Inmóvil” Territorio corporal

“Inmóvil” Territorio corporal

A propósito de las elecciones presidenciales en Colombia, quise ejercitar la memoria que tan atrofiada anda, recordando éste trabajo que realizamos hace 6 años, donde encontré que la inmovilización del cuerpo, hace que el movimiento sea el mismo, aunque seamos por naturaleza coreográficamente incompatibles. Aquí, el cuerpo es nuestro principal territorio y lo expresamos desde su lenguaje, a través del conflicto y desde sus heridas. El cuerpo víctima que expone su impotencia ante el agravio de las cadenas. En un eterno retorno, el territorio comprende su inmovilidad y la condena de sus propias ataduras. Es verdad que la gran mayoría de los colombianos vivimos atados a la inseguridad, a la pérdida, a la constante incertidumbre… Es normal también, que después de tantos años de violencia vivamos paralizados por el miedo. Lo importante es saber, que las cadenas de miseria se pueden romper, y que las ataduras que llevamos como pueblo son mentales.

“Al filo” Folclor en pantalla

“Al filo” Folclor en pantalla

“Al filo” Folclor en pantalla

Por: Dixon Quitian

La danza de los machetes en Colombia surgió a principios del s. XIX, con la llegada de la esgrima; mientras  en el Cauca los esclavos de las plantaciones aprendían a escondidas las técnicas europeas y las adaptaban, los campesinos antioqueños  que se abrían paso al encuentro con las nuevas tierras cafeteras, arriba en la cordillera en sus tiempos libres, consolidaban  al basto machete  como el símbolo de la esgrima criolla. El juego alcanzó tal realce que en las décadas de los 30s y 40s  se llegaron a realizar cartillas donde se enseñaban sus técnicas. Con la llegada de la época de la “violencia”, muchos macheteros fueron reclutados para hacer parte de uno u otro bando, liberales o conservadores, y así, convertir  su técnica al servicio del conflicto y del destierro. Después de mucho tiempo, algunos de los pases y figuras de aquel juego de origen campesino, se rescataron gracias a la investigación de historiadores como el poeta Bernardo Pareja y de organizaciones como Fundanza, que terminan rescatando y adaptando la conocida danza de los machetes. Desde entonces la danza de los machetes, hace parte del repertorio de diferentes grupos folclóricos a lo largo del país. El machete representa sin duda, una herramienta indispensable en la vida cotidiana de los campesinos del territorio, y por otro lado también hace parte de la funesta y cruda historia de nuestros campos; la hoja del machete vive al filo de nuestra memoria, es por ello que desde la danza filmada, basados en la historia, realizamos un guión con jóvenes campesinos de las zonas veredales de Tena Cundinamarca, quienes son parte del grupo de Danza folclórica Tenazucá, I.E.D. Betulia, dirigido por los maestros Eduardo Ramos y Aura María Rincón, para crear una versión cinematográfica de la danza y de lo que representa el machete y su poderoso relato, es así que durante más de 3 meses de trabajo, en un cruce de técnicas de danza contemporánea, con figuras y piruetas macheteras, en justo balance cinemático, realizamos “Al filo” una pieza audiovisual que da parte, del encuentro entre lo tradicional y las artes de vanguardia, que de alguna manera contribuye a la consolidación de la memoria del movimiento en el país.