“Inmóvil” Territorio corporal

“Inmóvil” Territorio corporal

A propósito de las elecciones presidenciales en Colombia, quise ejercitar la memoria que tan atrofiada anda, recordando éste trabajo que realizamos hace 6 años, donde encontré que la inmovilización del cuerpo, hace que el movimiento sea el mismo, aunque seamos por naturaleza coreográficamente incompatibles. Aquí, el cuerpo es nuestro principal territorio y lo expresamos desde su lenguaje, a través del conflicto y desde sus heridas. El cuerpo víctima que expone su impotencia ante el agravio de las cadenas. En un eterno retorno, el territorio comprende su inmovilidad y la condena de sus propias ataduras. Es verdad que la gran mayoría de los colombianos vivimos atados a la inseguridad, a la pérdida, a la constante incertidumbre… Es normal también, que después de tantos años de violencia vivamos paralizados por el miedo. Lo importante es saber, que las cadenas de miseria se pueden romper, y que las ataduras que llevamos como pueblo son mentales.